Fandom

Metroidover

Folleto de Arte de Metroid Prime Trilogy

3.870páginas en
el wiki}}
Crear una página
Discusión0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Metroid1 bonusLG.jpg
Folleto de Arte de Metroid Prime Trilogy
Información general
LocalizaciónIncluido con Metroid Prime Trilogy
DescripciónFolleto con arte conceptual y una explicación de la Saga Prime
[Plantilla]   [Discusión]

El Folleto de Arte de Metroid Prime Trilogy (Metroid Prime Trilogy Art Booklet en las versiones inglesas) es un objeto incluido en la caja de Metroid Prime Trilogy.

Descripción

Es un folleto de cinco caras dobles (siendo las externas el logo del juego y el símbolo de Samus Aran). Las caras frontales contienen artes conceptuales de la saga (algunos inéditos), mientras que las posteriores contienen un extenso texto que cuenta los hechos de la Saga Prime incluyendo algunos de sus antecedentes.

Historia

Phaaze

Los orígenes del planeta Phaaze son todo un misterio. A diferencia del resto de planetas situados en un mismo universo infinito, poseía vida y consciencia propias.

Como todo ser vivo, Phaaze hacía cuanto estaba en su poder para asegurar la supervivencia y la prosperidad de su especie. En su caso, cada 100 años expulsaba semillas con forma similar a meteoros hacia planetas lejanos. Estas semillas, que bien podrían considerarse como la descendencia de Phaaze, fueron denominadas leviatanes, y poseían la capacidad de abrir agujeros de gusano, lo que les permitía viajar hasta galaxias situadas en los confines del universo.

Cuando un leviatán impacta contra la superficie de un planeta, genera un Núcleo de Phazon que emite por todo el planeta una fuerte toxina conocida como Phazon. El Phazon es una potente sustancia con la capacidad de mutar y corromper toda forma de vida con la que entre en contacto. Con el transcurso de los años, esta sustancia es capaz de corromper el planeta entero, convirtiéndolo en un planeta gemelo de Phaaze.

Samus Aran, cazarrecompensas

Samus vivía con sus padres en el planeta K-2L, una colonia humana bajo la protección de la Federación Galáctica, un gobierno soberano que comprende numerosos planetas civilizados. Cuando Samus tenía tres años, su planeta natal fue atacado por un grupo de piratas espaciales liderados por el despiadado comandante Ridley. A través de la extensa humareda que los piratas espaciales dejaron tras de sí, podía percibirse una pequeña figura que se erguía en el horizonte; era Samus Aran, la única superviviente del sanguinario ataque emprendido contra K-2L.

Samus fue rescatada de entre las ruinas de K-2L por los Chozo. Esta extraña raza de criaturas semejantes a aves había recibido la señal de auxilio proveniente de la clonia y había venido a prestar su ayuda. Los Chozo acogieron a Samus y se la llevaron a su planeta natal, Zebes.

Los Chozo, conocidos por ser una de las razas tecnológicamente más avanzadas, crearon un Traje específicamente diseñado para Samus que le confería una fuerza sobrehumana y la entrenaron para ser una temible guerra. Al terminar su formación, Samus se despidió de los Chozo y siguió su propio camino que la llevaría a convertirse en una cazarrecompensas intergaláctica.

Samus llevó a cabo innumerables misiones que muchos otros cazarrecompensas temieron aceptar por el peligro que entrañaban. Pese a que su temeridad y su increíble habilidad la convirtieron en la mejor cazarrecompensas de todo el universo, Samus sentía un terrible vacío en su interior. No se hizo cazarrecompensas para obtener fama y riquezas, sino con el único propósito de vengar la muerte de sus padres, y no cejaría en su empeño de encontrar a Ridley a acabar con él y con el resto de los piratas espaciales.

No tuvo que esperar mucho para que su oportunidad se presentara...

Primer enfrentamiento

La reputación de guerrera invencible que Samus se había forjado atrajo la atención de la Federación Galáctica, que rápidamente se puso en contacto con ella.

Zebes, el planeta en el que Samus se había criado, se había convertido en la base de operaciones de los piratas espaciales. La Federación encomienda entonces a Samus la arriesgada misión de infiltrarse en la base y aniquilar a los piratas espaciales y a unas misteriosas formas de vida voladoras llamadas metroides. Los metroides poseen la capacidad de absorber la energía de otras criaturas, y los piratas espaciales intentan servirse de ellos como armas biológicas. Tras abrirse camino a travñes de todo el planeta y enfrentarse a incontables hordas de criaturas y batallones de piratas espaciales, Samus derrota finalmente a Ridley, líder de los piratas, y acaba con el Cerebro Madre, unente biomecánico ligado al ecosistema de Zebes. La muerte del Cerebro Madre activa el sistema de autodestrucción de la base, y Samus consigue escapar de allí en el último momento.

Prime

Por caprichos del destino, algunos de los piratas espaciales consiguen escapar de la explosión de Zebes. Un grupo de piratas supervivientes parte en busca de una fuente de poder que les permita fortalecer a sus tropas. Su ardua búsqueda los lleva hasta Tallon IV, un planeta que había sufrido el impacto de un leviatán 50 años atrás. Una vez instalados allí, los piratas espaciales comienzan a combinar las propiedades mutagénicas del Phazon con las formas de vida autóctonas del planeta.

Tres años después de lo acontecido en el planeta Zebes, la Federación Galáctica contrata de nuevo los servicios de Samus. Una vez que la informan de la situación, Samus parte hacia Tallon IV para investigar las actividades de los piratas espaciales. Cuando se aproxima al planeta, Samus intercepta una señal de auxilio proveniente de la fragata de investigación pirata Orpheon, que se encuentra en órbita alrededor de Tallon IV. Samus se infiltra en la nave y no tarde en descubrir la causa de la señal de auxilio: el Parásito Reina, una monstruosa criatura cuyo contacto con el Phazon le ha provocado horribles mutaciones. Samus consigue derrotar al temible engendro, pero este se precipita sobre el reactor de la fragata, lo que provoca una reacción en cadena que envuelve la nave en llamas. Mientras Samus trata de escapar de la nave Orpheon, la mayoría de las funciones de su Traje resultan dañadas. Durante la huida, Samus se cruza con su némesis, Ridley, que ha sido reconstruido genéticamente tras su derrota en Zebes. Ridley escapa en dirección a Tallon IV y, sin perder un segundo, Samus regresa a su nave y lo sigue hasta la superficie del planeta.

Mientras explora Tallon IV, Samus descubre numerosas ruinas pertenecientes a la civilización Chozo. Estos parecían haber profetizado la llegada de Samus al planeta, pues nuestra heroína encuentra por todo Tallon IV objetos escondidos que le permiten restablecer las funciones dañadas del Traje. Gracias a las inscripciones grabadas en las ruinas, Samus averigua que los Chozo, que habían intentado eliminar el Phazon por todos los medios, esperaban que algún día llegara un salvador al planeta para terminar lo que ellos habían comenzado. La intrépida cazarrecompensas decide destruir la fuente de Phazon junto con las últimas tropas de piratas espaciales, una difícil tarea no exenta de peligro. El Núcleo de Phazon se encuentra en el corazón del cráter producido por el impacto del leviatán, y la única entrada al mismo había sido sellada por los Chozo años atrás. Para poder acceder al cráter, Samus debe encontrar los doce Artefactos Chozo ocultos a lo largo y ancho del planeta. La heroína intergaláctica recorre los confines de Tallon IV en busca de los Artefactos y, tras numerosos enfrentamientos con una miríada de enemigos, consigue hacerse con todos.

Sin embargo, cuando Samus está a punto de acceder al cráter, se encuentra cara a cara con Ridley, el último bastión de los piratas espaciales. Aprovechando el punto débil situado en el pecho de Ridley, Samus derrota una vez más a su enemigo mortal y se introduce en el corazón del cráter.

Allí Samus se enfrenta al Metroid Prime, un metroide que ha mutado hasta convertirse en una terrorífica criatura tras absorber ingentes cantidades de Phazon del Núcleo. El Metroid Prime ataca a Samus para proteger el Núcleo de Phazon y ambos entablan un feroz combate a vida o muerte. Durante la lucha, una poderosa habilidad conferida por los Chozo despierta en Samus: el control sobre la energía de Phazon. Samus utiliza su recién adquirido poder para doblegar al Metroid Prime pero, en sus últimos instantes de vida, el cuerpo de la criatura se vuelve completamente inestable y se adhiere al Traje de Phazon de Samus, arrancándoselo antes de explotar.

Todo apuntaba a que la amenaza del Phazon había sido eliminada, pero nada más lejos de la realidad: poco después de que Samus abandonara Tallon IV, unas pocas células del Metroid Prime comenzaron a multiplicarse utilizando la información genética contenida en el Traje de Samus.

Echoes

Casi al mismo tiempo que el leviatán impactaba en Tallon IV, otro leviatán se aproximaba a la atmósfera de otro planeta: Éter.

La existencia misma de este planeta, en el que una raza conocida como los Luminarios se había establecido hacía muchos ciclos, peligraba debido al impacto del leviatán. La fuerza del impacto fue tal que abrió una falla en el continuo espacio-temporal, creando Éter Oscuro, un planeta gemelo a Éter en una dimensión paralela.

Este otro planeta, un mundo en el que la energía oscura fluía con total libertad, era el hogar de la siniestra y despiadada raza de los Oscuros. Por otro lado, Éter podía considerarse como un mundo próspero y lleno de luz en el que sus habitantes, los Luminarios, vivían en paz y armonía. Con el paso del tiempo, los Oscuros comenzaron a viajar entre ambas dimensiones con el propósito de invadir Éter.

En plena guerra entre ambas razas, a Samus se le encomienda la misión de viajar a Éter para investigar la desaparición en extrañas circunstancias de la patrulla Bravo del Cuerpo de Marines de la Federación Galáctica. Esta patrulla se había lanzado a la persecución de una nave de los piratas espaciales antes de que se perdiera toda comunicación con ellos. Poco después de llegar al planeta de los Luminarios, Samus es atacada por los Oscuros, quienes consiguen robar la mayoría de las funciones del Traje. Pese a ello, Samus prosigue con su misión y descubre que los soldados de la Federación Galáctica que se encontraban en paradero desconocido han muerto a manos de los Oscuros. Mientras Samus continúa con sus investigaciones, se encuentra con U-Mos, el Centinela de los Luminarios, y descubre lo precaria que es la situación de estos últimos. Consciente de que Samus representa la última esperanza para la supervivencia de los Luminarios, U-Mos le solicita ayuda. La cazarrecompensas se compromete a exterminar a los Oscuros a borrar Éter Oscuro del plano de la existencia. Si consigue restituir toda la energía en Éter, su contrapartida, Éter Oscuro, dejará de existir. Samus debe servirse del Módulo de Transferencia de Emergía que consiguió para transferir la energía de Éter Oscuro de vuelta a su lugar de origen, Éter.

Samus decide llevar la lucha al propio terreno de los Oscuros y viaja a Éter Oscuro. Durante su enfrentamiento con esta siniestra raza, Samus se ve las caras con Samus Oscura, un ente de apariencia similar a la heroína nacido de los restos del Metroid Prime de Tallon IV. Samus Oscura había viajado a Éter con la intención de absorber todo el Phazon posible y así aumentar su poder. De esta manera, Samus, que es capaz de viajar entre ambas dimensiones gracias a los portales construidos por los Luminarios, se enfrenta en numerosas ocasiones a Samus Oscura, a los Oscuros y a los piratas espaciales, que están tratando de recoger todo el Phazon de Éter para utilizarlo como fuente de poder. Tras una serie de arduas batallas con los Oscuros, Samus consigue restablecer una gran cantidad de energía en Éter y logra llegar a su destino final: el Templo del Cielo, la base de los Oscuros.

Nuestra heroína se introduce en el templo y allí desafía al Emperador Oscuro, líder de su raza, a quien derrota en una encarnizada lucha. Su victoria le permite recuperar la poca energía que quedaba en Éter Oscuro, lo que provoca la destrucción del planeta. La temeraria cazarrecompensas trata de escapar de esa dimensión, que está al borde de la desintegración, pero en su camino se cruza de nuevo con Samus Oscura, más poderosa que nunca tras haber absorbido una elevado cantidad de Phazon y que ahora considera a Samus como a su enemiga mortal por haberse interpuesto en tantas ocasiones en su camino.

Ambas entablan un combate de proporciones épicas mientras Éter Oscuro se desintegra rápidamente. Pese a que Samus Oscura se encuentra en posición de fuerza gracias a los increíbles poderes que le otorga el Phazon, Samus idea un plan para derrotar a su rival: utilizar contra Samus Oscura su propia energía de Phazon y así destruir a su siniestra doble de una vez por todas. Tras alzarse con la victoria y escapar en el último momento de una muerte segura, Samus regresa a Éter solo para marcharse inmediatamente después, esta vez entre reverencias de agradecimiento de los Luminarios.

¿Hasta cuándo durará la paz en la galaxia?

Corruption

Sin que nuestra heroína lo supiera, algunas partículas de la energía de Phazon que componían a Samus Oscura aún flotaban en el espacio alrededor de Éter y habían comenzado a reconstituirse bajo aspecto humano.

La paz había vuelto a Éter, pero eso no impidió que los piratas espaciales continuaran recogiendo el Phazon del planeta. Sin embargo, poco sospechaban los piratas que las partículas de Samus Oscura se habían percatado de sus actividades. Aprovechando que los piratas espaciales transportaban un cargamento de Phazon en su nave, Samus Oscura se infiltró en el depósito de Phazon. Allí absorbió todo el Phazon almacenado y renació completamente. En un abrir y cerrar de ojos, se hizo con el control de la nave y de los miembros de su tripulación, quienes se convirtieron en sus meras marionetas. Todo aquel que se infectara con el Phazon de Samus Oscura quedaría irremediablemente bajo sus órdenes.

No contenta con el poder que ya poseía, el reflejo oscuro de Samus prosigue en su búsqueda de Phazon, lo que la lleva a descubrir el remoto planeta Phaaze, la fuente de todo Phazon. El reflejo siniestro de Samus pone rumbo inexorable hacia ese planeta y, durante su recorrido a través de la galaxia, se encuentra con un leviatán que aparece a través de un agujero de gusano. Sin pensárselo dos veces, lo infecta y lo somete a su control, lo que le da a Samus Oscura la capacidad de abrir agujeros de gusano a voluntad y le permite viajar rápidamente a Phaaze. Para Samus Oscura, poder controlar la fuente de todo Phazon significa poder conquistar todo el universo.

Una vez en Phaaze, la perversa antagonista de Samus absorbe una descomunal cantidad de Phazon, aumentando aún más su ya grandioso poder. Con esta nueva fuente de poder bajo su dominio, Samus Oscura jura vengarse de Samus y de la Federación Galáctica.

Samus Oscura traza un plan para hacerse con el control de las Unidades Aurora, unos superordenadores orgánicos que forman la red central de la Federación Galáctica y que se encuentran instalados en las principales bases y naves insignias de la Federación. Todas las Unidades Aurora se encuentran conectadas entre sí por una vasta red que les permite acceder a una base de datos casi ilimitada.

La enemiga jurada de Samus aborda la nave de la Federación Galáctica Valhalla y se apodera de la Unidad Aurora 313 que transportaba. Posteriormente la instala en Phaaze, contaminándola con Phazon. La Unidad Aurora infectada le confiere a la principal adversaria de Samus un control absoluto sobre Phaaze y le permite elegir dónde y cuándo lanzar leviatanes.

El primer movimiento de Samus Oscura consiste en lanzar un leviatán sobre uno de los planetas pirata para infectarlo con Phazon y subyugar a todos sus habitantes. Mientras tanto, la Unidad Aurora 313 infecta al resto de unidades de la Federación Galáctica. Cuando la Federación descubre que las Unidades Aurora han sido infectadas con un virus desconocido, las desconecta inmediatamente de la red central y comienza a trabajar en una vacuna, tarea que se complica al no poder acceder a la red.

Si la Federación sufriera un ataque en estos momentos, se vería en serios aprietos. Para impedir una posible catástrofe, la Federación establece una base de operaciones en su nave Olimpo, una NFG que se encuentra en órbita alrededor del planeta Norion. La Federación encomienda la importante misión de administrar la vacuna a las Unidades Aurora y de investigar el origen de la infección vírica a cuatro cazarrecompensas de renombre: Samus, Ghor, Rundas y Gandrayda.

El almirante Dane, comandante de la NFG Olimpo, y los cuatro cazarrecompensas se reúnen a bordo de la nave, pero mientras ponen a punto su estrategia, el planeta Norion es atacado por los piratas espaciales y su nueva líder, Samus Oscura.

Al mismo tiempo, un leviatán aparece repentinamente a través de un agujero de gusano y se dirige rápidamente hacia el planeta. La única posibilidad que existe de detener la semilla es reactivar el sistema planetario de defensa, que ha sido saboteado por los piratas espaciales.

Con la ayuda de un grupo de soldados de la Federación Galáctica equipados con Trajes PDP, un innovador dispositivo que utiliza la energía de Phazon para aumentar el poder de ataque, Samus y los demás cazarrecompensas consiguen detener a los piratas espaciales y destruir el leviatán. Sin embargo, justo cuando van a restablecer el sistema de defensa de Norion, son atacados por Samus Oscura, que aparece súbitamente en la torre de control. Los cazarrecompensas caen uno a uno ante los intensos ataques de Samus Oscura, que implanta energía de Phazon en sus cuerpos.

Un mes después, Samus recupera la consciencia en el laboratorio Delta de la NFG Olimpo. Los análisis confirman que tanto Samus como los demás cazarrecompensas han sido infectados con Phazon, pero afortunadamente sus cuerpos son capaces de sintetizar esta sustancia y no parece haber efectos secundarios. De esta manera, los Trajes PDP con los que les ha equipado la Federación Galáctica pueden ser alimentados por el Phazon de sus cuerpos y aumentar así el poder de sus ataques.

La Federación no tarda en solicitarle a Samus que elimine los Núcleos de Phazon formados por los leviatanes en los planetas Bryyo y Elysia y que administre la vacuna a la Unidad Aurora de Cielolab, una ciudad flotante construida por los Chozo sobre Elysia. Pese a que estas misiones ya habían sido encomendadas a los otros tres cazarrecompensas, la Federación ha perdido todo contacto con ellos y se los considera en paradero desconocido. Además de completar las misiones de Rundas, Ghor y Gandrayda, Samus también deberá averiguar su localización.

En Bryyo, su primer destino, Samus aprovecha las prestaciones de su nuevo Traje PDP para entrar en hiperestado y utilizar la energía de Phazon para aumentar su poder. Aunque este estado le permite realizar ataques devastadores, si permanece en él demasiado tiempo sufrirá graves consecuencias, pues las células de su cuerpo que han sido corrompidas por la energía de Phazon reaccionan cada vez que Samus entra en hiperestado. Si nuestra heroína sufriera una sobrecarga de este tipo de energía, su cuerpo se corrompería y quedaría bajo el control de su antagonista, Samus Oscura.

Posteriormente, Samus descubre que los otros tres cazadores han sido completamente poseídos por Samus Oscura, quien los maneja a voluntad. Muy a su pesar, nuestra heroína se ve obligada a derrotar a los cazarrecompensas corrompidos Rundas y Ghor para poder destruir los Núcleos de Phazon de Bryyo y Elysia, y administrar la vacuna a la Unidad Aurora instalada en Cielolab.

Poco después, la Federación Galáctica recibe una cápsula de transmisión que Gandrayda había enviado antes de corromperse completamente. De ella extraen las coordenadas del planeta pirata, así como información vital que revela la presencia de un leviatán bajo la superficie de dicho planeta. El almirante Dane despliega una armada de la Federación y le comunica a Samus que han puesto rumbo al planeta pirata.

Samus se adentra en la base enemiga del planeta pirata, pero la contaminación que sufre su cuerpo se está extendiendo a un ritmo alarmante, lo que obliga a la cazarrecompensas a completar la misión antes de que se corrompa del todo. Allí Samus se enfrenta a Gandrayda, la última cazadora corrompida, y acaba con su vida. La Federación Galáctica, que se encuentra en órbita alrededor del planeta pirata, le solicita a Samus que neutralice el campo de fuerza que protege la base pirata. Con ayuda de los soldados de la Federación, la valiente joven se abre camino hasta el Núcleo de Phazon, donde nuevamente es atacada por su némesis, Ridley, reconstruido y dotado de más poder que antes. Al término de un dramático duelo que se salda con la victoria de nuestra heroína, Samus destruye el Núcleo de Phazon.

Tras un sinfín de combates, por fin ha llegado la hora de invadir Phaaze, la base de Samus Oscura y fuente de todo Phazon.

Después de ganar el control de un leviatán, Samus y la armada de la Federación abren un agujero de gusano y, a través de él, llegan hasta su objetivo, Phaaze, que se encuentra protegido por una flota de naves piratas. La batalla entre ambos bandos no se hace esperar. Por su parte, Samus aterriza en Phaaze, pero las concentraciones de Phazon del planeta son demasiado elevadas y solo es cuestión de tiempo que nuestra heroína se corrompa del todo. Cuando Samus se dispone a acceder al corazón del planeta, Samus Oscura aparece ante ella, más poderosa que nunca, y da comienzo una frenética lucha entre ambas. Cuando todo parece perdido para ello, Samus Oscura se combina con la Unidad Aurora 313, lo que le permite aumentar su poder hasta límites inconcebibles. El combate prosigue y alcanza intensidades incomparables a nada que el universo haya conocido jamás. Utilizando al máximo el poder de Phazon que le proporciona su Traje PDP, Samus pone fin a la amenaza de Samus Oscura y la Unidad Aurora infectada. Como consecuencia de ello, Phaaze, el planeta viviente, es destruido junto con todo el Phazon que existe en el universo, incluido el que contamina el cuerpo de la cazarrecompensas, que se evapora completamente.

Tras la derrota de Samus Oscura, el planeta Phaaze comienza a desintegrarse y Samus debe escapar de él sin perder un solo instante. Mientras tanto, el almirante Dane ordena la retirada de la armada a través del agujero de gusano que aún permanece abierto y que se cierra justo después de que la última nave de la Federación lo ha atravesado.

La batalla ha terminado, pero no hay rastro de Samus y entre las filas de la Federación se empieza a temer por su vida. Justo cuando toda esperanza parecía perdida, la NFG Olimpo monitoriza una transmisión proveniente de la nave de Samus:

Misión cumplida.

La nave de Samus se pierde en las profundidades del espacio, poniendo punto y final a la historia del Phazon.

Galería

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar